lunes, 1 de febrero de 2016

             Los hábitos y el dominio propio.

       En una ocasión, un anciano trataba con un niño algo en relación a los hábitos. Él le dijo: “Hijo, en el interior del hombre se libran una gran batalla entre dos lobos, uno es: malo, iracundo, perverso, lleno de resentimiento, holgazán. El otro es: bueno, está lleno de amor, de benignidad, humildad, dominio propio; es consagrado y apegado a lo bueno. Estos dos lobos mantienen una batalla continua en el ser del hombre”. El niño le preguntó: “¿y cuál de los dos lograra ganar la batalla?” El anciano le respondió: “El que tú alimentes más”.

       Así son los hábitos, el que tu alimentes más obtendrá la batalla en tu interior. Si alimentas las virtudes que hay en ti y haces de ellas un hábito, te ayudaran a ganar las batallas, que te conducirán a ser un hombre de éxito en la vida. Si alimentas tus malos hábitos, ellos te harán perder la batalla por la vida, llevándote a la destrucción total.

      Los hábitos, es como una adicción interna que se crea por la información que hemos recibido a través de los sentidos físicos, y que nos llevan a tener acciones sin siquiera pensarlo. Los hábitos, nos llevaran a tener comportamientos involuntarios.  La verdad del caso es, que los hábitos determinarán nuestro futuro.
  
      Cosa dura en la vida, es luchar en contra de los malos hábitos, pero cuán difícil es desarrollar, mantener, y manifestar los buenos hábitos. Crear un mal hábito es fácil, construir un buen hábito es muy difícil, pero más difícil es mantenerlo.

        El buen hábito, en relación a Dios, es el resultado del deseo, del esfuerzo, del sacrificar la voluntad, pasando por el dolor y el sufrimiento que algunas veces produce el abandono de los malos hábitos, que son apetitosos para el alma.

          El abandonar un mal hábito, produce dolor y rasga el alma, pero al final, si logramos salir de él, producirá un gozo inefable en el espíritu renacido. Para abandonar un mal hábito, hay que pasar por el dolor del cambio, y se requiere de un quebrantamiento.

           Los malos habito, no se abandonan con una aptitud y actitud de oración, ayuno, y vigilia. Ellos se dominan y se doblegan con una gran virtud denominada como el dominio propio. Esta gran virtud que de paso es un buen hábito, es los que nos conduce a tomar la decisión determinante de querer en mi interior el agradar y honrar a Dios.

            Lo serio del caso es, que los malos hábitos se levantaran en el interior del ser, como un gran monstruo que al final de la jornada terminará destruyendo a su creador. Lucha por todo los medio en contra de los malos hábitos, y lucha con todas tus fuerzas para construir, desarrollar, y mantener los buenos hábitos, y serás un triunfador en la vida/// Bendiciones///  




martes, 26 de enero de 2016


EL SENTIDO DE COBERTURA.



Por causa de este tipo de mensaje, es que he sido atacado por algunos consiervos, que al parecer se sienten identificados y confrontados por estas verdades, pero que les embarga un maldito orgullo que no los deja reconocer que están totalmente desviados de la verdad.

martes, 12 de enero de 2016

VERDADES EN RELACIÓN AL AGUIJÓN DEL APÓSTOL PABLO.
Uno de los argumentos que tienen los que enseñan que la enfermedad viene de parte de Dios, es el conocido “Aguijón de Pablo”, que ha sido transmitido a la Iglesia por generaciones, sin darse cuenta que dicha enseñanza va en contra de la misma naturaleza de Dios.
Se han ofrecido incontables explicaciones concernientes a la naturaleza del aguijón de Pablo en la carne. Éstas van del rango desde una tentación incesante, inflexibles oponentes, enfermedades crónicas tales como problemas oculares según Gálatas 4:15, malaria, migrañas y epilepsia, hasta inhabilidad para hablar. Es entendible que Pablo considerara a este aguijón un obstáculo para un ministerio más amplio y efectivo.
Lo que sabemos acerca de este aguijón en la carne, proviene de informaciones del mismo Pablo, que dejó escrito en su segunda carta a los Corintios el capítulo doce verso siete, notemos lo que dice: “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.”
Vamos a estudiar en forma detallada algunos factores que nos darán una clara visión acerca del Aguijón de Pablo.
En 2ª Corintios 12:1-9 Pablo habla acerca de un aguijón en la carne el cual le causaba mucha aflicción. Según este pasaje antes mencionado, aunado a 1ª Corintios 2:3,5. 2ª Corintios 10:10. Gálatas 4:13.15. 6:11 algunos han afirmado que Pablo sufría de una enfermedad crónica en los ojos que le dejaba ciego, le hacía débil y le daba una apariencia repulsiva; y que dicha enfermedad es producto del resplandor de la luz que lo encandiló cuando tuvo el encuentro con Jesús camino a Damasco.
Esta suposición se ha usado a menudo como un argumento contra la fe en la sanidad divina, y también para tener base y resignarse a una enfermedad y no luchar contra ella. Pero analicemos algunos aspectos que niegan tales afirmaciones.
La expresión “Aguijón en la carne” no se usa ni siquiera una vez en el Antiguo o Nuevo Testamento para hacer referencia a la enfermedad, sino como una ilustración a la persecución.
Cada vez que la expresión es usada en cualquier parte de la Biblia, se señala específicamente el significado del “Aguijón en la carne”. Por ejemplo: En Números 33:55 Moisés dijo a los Hijos de Israel antes de entrar a la tierra de Canaán.
“Y si no echareis a los moradores del país de delante de vosotros, sucederá que los que dejareis de ellos serán por aguijones en vuestros ojos y por espina en vuestros costados, y os afligirán sobre la tierra en que vosotros habitareis”.
Según este pasaje, las Escrituras claramente nos dicen que los “Aguijones” en los ojos y las “Espinas” en los costados, eran los habitantes de Canaán, y no se refiere a ningún tipo de enfermedad.
Ocho años después, Josué también dice en el Capítulo 23 con relación a las naciones paganas en Canaán: “Serán como azote para vuestros costados y espina para vuestros ojos”. De esta forma vemos nuevamente que los “Azotes en sus costados y los aguijones en sus ojos”, eran los cananitas y no ojos o costados enfermos.
En el caso del Apóstol Pablo no se escapa de esta verdad, él mismo en forma precisa declara que el “Aguijón” en la carne era “el mensajero de Satanás”.
Debemos tomar en cuenta que el término “mensajero” utilizado en el pasaje es “Ángel” que en las traducciones bíblicas nunca es utilizado ni es aplicable a una enfermedad sino a un ente moral libre.
Tampoco dicho término era utilizado para hacer referencia a circunstancias o cosas, por lo tanto, según este principio gramatical no se debe utilizar el término “Ángel” para hacer referencia a la enfermedad, en referencia al aguijón de Pablo.
Por esta causa y por lo dicho al principio, algunas versiones bíblicas lo traducen textualmente como sigue: “…Me fue dado…, un ángel del diablo, o un emisor de Satanás…”
Con esto damos por descartado que el “Aguijón” de Pablo fuera una enfermedad, el apóstol lo presente como un mensajero (Ángel) del diablo el cual le causaba resistencia.
Por otro lado, el término “Abofetear”, que aparece en el pasaje en relación a la persecución del tal aguijón, es “Kolafizo”, que indica: golpear con el puño en una forma seguida. Es decir, Abofetea significa: dar golpe tras golpe, como cuando las olas golpean contra el barco. De acuerdo a esta observación la versión de Weymouth lo traduce como sigue: “El ángel de Satanás lidiando golpe tras golpe”, ya que abofetear se refiere a recibir golpes intensamente repetidos.
Si las bofetadas que Pablo recibió se refieren a una enfermedad, según las características del término “abofetear”, debían ser muchas enfermedades o la misma enfermedad repitiéndose muchas veces. Entonces apóstol paso toda su vida enfermo.
La palabra “abofetear” también se puede entender como asolar, perseguir, instigar, que es el sentido que se da en el pasaje, debido a las intensas persecuciones. En el momento de la conversión de Pablo, Jesús le dijo a Ananías acerca del porvenir de este hombre. “Porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mí nombre”. (Hechos 9:16)
El apostol declara una lista de ciertas persecuciones y situaciones difíciles -las cuales voy a describir- y que a su vez está haciendo referencia sin lugar a dudas, a las bofetadas instigadas por el ángel de Satanás como tal “aguijón”.
“Además de las afrentas, necesidades, persecuciones y angustias, azotes, cárceles, tumultos, trabajo, desvelos, ayunos, en deshonra, en mala fama, entre engañadores, Como moribundos más he aquí vivimos, como castigados mas no muertos, como entristecidos más siempre gozosos, como pobres más enriqueciendo a muchos, como no teniendo nada más poseyéndolo todo; azotes sin números, en cárceles, en peligro de muerte muchas veces.
De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno, tres veces he sido azotado con vara, una vez apedreado, tres veces he sufrido naufragio..., un día y una noche he estado como náufrago en alta mar, en camino de peligros muchas veces, en peligro de ríos, peligro de ladrones, peligro de los de mi nación, peligro de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajos y en fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez, despreciado, perseguido, difamado, hecho como la escoria del mundo, el desecho de todos hasta hoy lo he sido”.
Pablo fue perseguido en damasco, rechazado en Jerusalén, olvidado en tarso, apedreado en Listra, azotado, atacado y preso en Éfeso, expulsado en Tesalónica y en Verea, tomado como impostor en Atenas y en Corito, aprisionado en Jerusalén, acusado en Cesárea, víctima de naufragio en el viaje a Roma, mordido de serpiente en la isla de Malta, preso y decapitado en la capital Roma; Él en lo personal afirma traer en su cuerpo las Marcas de Cristo. Gálatas. 6:17.
El término “Marcas” usado en el pasaje es del griego “Stigma” que indica las impresiones que se hace con un hierro candente. Es probable que el apóstol haga referencia a los sufrimientos físicos, ataques y persecuciones que había padecido por proclamar a Jesús como el Mesías y Señor en el desarrollo de su ministerio. Quien sino el “ángel de Satanás” puede ser el responsable de todos estos sufrimientos y persecuciones.
Por todo lo analizado debemos aceptar que el “aguijón de la carne”, no era ningún tipo de enfermedad sino las persecuciones y afrentas que venían de parte de Satanás por causa del desarrollo del Ministerio en las revelaciones e iluminaciones que había recibido el apóstol.
Otra de las tradiciones que debemos descartar es la versión según la cual dicen en una forma específica, que el aguijón, era una enfermedad en los ojos, un género de oftalmia crónica, tomando su fundamento en pasajes que voy a describir, para que hagamos un análisis de cada uno de ellos y veamos su significado.
“sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio y no me despreciasteis ni desechasteis” (Gálatas 4:13).
El caso de Gálatas 4:13.15, parece probar a primera vista que Pablo estaba enfermo y sufriendo de una aflicción en sus ojos. Originalmente lo reza de esta forma: “A través de la debilidad de la carne os prediqué,... y a pesar de vuestra prueba en mi carne no me desechasteis”.
No negamos la posibilidad de que Pablo haya tenido cualquier tipo de enfermedad, y por esta causa haya predicado bajo esa situación; no obstante, sí negamos rotundamente la posibilidad de que haya hecho de la enfermedad un estilo de vida o un instrumento de conmiseración (lástima) como muchos lo han entendido y de paso lo han enseñado.
>Otra de las cosas que no podemos aceptar, es fundamentarse en Gálatas 4:15 para afirmar que Pablo sufría de oftalmía crónica. “... porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos”.
En este pasaje, el apóstol no está haciendo referencia a un trasplante de ojo. En el argot cultural, es una ilustración que presenta, la disposición de los Gálatas de hacer cualquier cosa humanamente posible por causa del amor y el aprecio que sentían por él.
>Por otro lado en Gálatas capítulo 6 verso 11 no está haciendo referencia a una especie de ceguedad leve que Pablo tenía como consecuencia del resplandor de la luz que recibió cuando iba camino a Damasco a perseguir a la Iglesia. Pasemos a analizar ahora el pasaje. “mirad con cuan grandes letras os escribo de mis propias manos”.
En relación con este texto, el término “grandes letras” no se dijo por causa de una ceguera que tenía el apóstol y por causa eso debía aumentar el tamaño de la letra en sus escritos. ¿Por qué lo sabemos? Porque el vocablo “grande” usado en relación a la letra, es del griego “Pedico”, el cual no encierra dichas características. El término “grandes letras” es una expresión que indica: El énfasis, el esfuerzo, la entrega, el carácter, la disposición, el ahínco, la pasión; con que se escribieron las cosas.
Pero hay quienes afirman en una forma equivocada, que la expresión “grandes Letras”, es aplicable al tamaño de la letra que Pablo utilizó como escritor, por causa de la ceguera que padecía, lo cual es totalmente falso según lo que hemos analizado.
Además de esto, tenemos por testimonio Bíblico que cuando Dios hace una obra, la hace completa y perfecta. Marcos 8:22.25 nos da testimonio de la perfección de Dios en la sanidad en el ministerio de Jesús mediante el Espíritu Santo.
“Vino luego a Betania; y le trajeron un ciego, y le rogaron que lo tocase, entonces tomando la mano del ciego le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo. Él mirando, dijo: veo los hombres como árboles, pero los veo andar. Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restaurando su vista y vio de lejos claramente a todos".
Observa que Jesús no dejó la sanidad a medias, la sanidad fue completa. Esto indica que cuando Dios hace una obra la hace completa y perfecta, no hay razones para creer que Dios sanó a Pablo a medias.
Según el relato Bíblico, el apóstol recibió la vista por completo, su sanidad fue instantánea y absoluta. El pasaje dice: “Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista...” (Hechos 9:18).
En lo personal, no creo que Dios haya sanado a Pablo a medias, para dejar en él la enfermedad con el fin de que se manifestara en casos fortuitos o casuales como medio de castigo. En conclusión con relación al aguijón, no hay fundamento Bíblico para probar y apoyar que el aguijón del Apóstol Pablo era una enfermedad.
E-mail: josebriceno77@hotmail.com /meejesussoberano77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE. Conéctate por FACEBOOK /http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia


sábado, 9 de enero de 2016

DEFINICIÓN O SIGNIFICADO DE LA PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES. Mateo 25:1.3.

La parábola, es un tipo de alegoría presentada bajo la forma de una narración, relatando hechos naturales o acontecimientos con el objeto de ilustrar o declarar una o varias verdades importantes, es decir, es una narración construida para comunicar verdades de suma importancia y que el desarrollo de ella está adjudicada a su culturas.
Esta parábola se debe estudiar desde un sentido Oriental tomando en cuenta las culturas, las costumbres, los personajes tales como: El emisor, y receptor, y sobre todo su sentido histórico. Al considerar estos factores que son muy determinante para la interpretación de la parábola daremos algunas informaciones para mayor comprensión.
Esta historia depende de una costumbre judía que es muy diferente de las nuestras. Según algunos historiadores, cuando se casaba una pareja no se iban de luna de miel si no que se quedaban en casa. Durante una semana tenían la puerta abierta a los que quisieran visitar; los amigos los trataban con honor y hasta se dirigían a ellos como príncipe princesa. Era la semana más dichosa de la vida. A las celebraciones de esa semana estaban invitados sus amigos más íntimos. En esta parábola no tenemos ninguna historia imaginaria, sino un gajo de la vida en una aldea de Palestina.
Otros historiadores alegan, que las fiestas de las bodas se realizaban por las noches después de un día de baile. Las vírgenes dejan a la novia a quien han estado acompañando y salen con antorchas a recibir al esposo para escoltarlo hasta la residencia de la esposa que era el lugar donde se celebraban las bodas, y de allí, los escoltaban hasta la casa del esposo donde se celebraba las fiesta de las bodas, al no tener las lámparas encendidas no podían participar del escoltado y por esa causa eran excluidas de las fiestas de las bodas.
Como tantas parábolas de Jesús, esta tiene un sentido inmediato y local, y también un sentido más amplio y universal. En su significado inmediato iba dirigida a los judíos como pueblo elegido por Dios. Por lo tanto, las diez vírgenes representan en un cuadro parabólico al juicio a la que va ser sometida la nación de Israel para determinar quiénes son el remanente que va a reinar con Cristo en el milenio.
Lo otro es, que no se le debe buscar sentido espiritual a todos los elementos que componen la parábola, ya que cada uno de ellos está basado a la necesidad que arrojo una determinación y que por la cual se dieron circunstancia que abrieron condiciones en la cual se desarrollaron los hechos.
Por lo consiguiente ninguno de los elementos de la parábola tiene un sentido espiritual. Pasemos a estudiar los elementos de la parábola para mayor comprensión.
> El aceite: En algunas ocasiones se le dio uso como un combustible para el encendido de lámparas. (Éxodo 25:6. Levítico 24:2.) En el relato de la parábola, este fue el uso determinante que se le dio al aceite, su función era el del combustible de las lámparas para mantenerlas prendidas. Mateo 25:8. Lucas 12:35.
Es un horror y error de interpretación Bíblica, alegar que el aceite de las lámparas de las vírgenes era o es tipo del Espíritu Santo. En un supuesto que esto sea posible, entonces el Espíritu Santo se pué comprar con dinero ya que esto es lo que la parábola demuestra.
“Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Más las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar,…” Mateos 25:8.10.
Si lo narrado por Jesús en la parábola da la posibilidad de que el aceite es tipo del Espíritu y que en el caso se podía comprar, esto estaría en contraste con la fuerte reprensión y enseñanza que le diera el Apóstol Pedro a Simón el mago al tratar de comprar el Don del Espíritu que se movía en la vida de los discípulos.
“Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” Hechos 8:18.20.
Los que enseñan que el aceite de las lámparas de las vírgenes narrado en la parábola es el Espíritu Santo, en forma intelectual están cayendo en el mismo terreno de Simón el mago como el actor de los hechos, aunque por ignorancia lo hacen pero por igual son culpables.
Por otro lado nunca en la teología afirma que el aceite es tipo del Espíritu. En el Antiguo Pacto se usaba el aceite de oliva mezclado con especies aromáticas para el acto de la unción, pero ese aceite no representaba ni era tipo del Espíritu Santo.
Este aceite etimológicamente se le llamaba el ungüento, que paso a llamarse en el aspecto vulgar “El aceite de la unción del Santo”.
Éste era el aceite de oliva mezclado con especies aromáticas, y solo lo podía preparar era el sumo Sacerdote.
El acto de tomar este aceite y derramarlo sobre alguien o algo recibía el nombre de “Unción”. Es decir, la Unción en la dispensación de la ley era un ceremonial.
Cabe destacar que sobre la persona a la que se derramaba el aceite se le llamaba el ungido, y sobre éste venía el Espíritu Santo en una misión a respaldarlo con poder.
Observe que el aceite es el elemento que se usa para ungir, y el Espíritu Santo es la persona que venía con el poder a respaldar al ungido. Según el libro de Éxodo el aceite no era tipo del Espíritu; el aceite era el elemento que se utilizaba para ungir, y el Espíritu es la persona que venía sobre quien era ungido. Éxodo 30:22.33.
En un supuesto negado que el aceite sea tipo del Espíritu, ¿por qué seguir usando aceite cuando tenemos en nosotros el antetipo que le da cumplimiento al tipo?
Cuando lo verdadero se manifiesta, el tipo pierde fuerza y vigencia. Es una ofensa en contra del Espíritu Santo el que estemos utilizando un elemento como el aceite y no le demos el lugar que le corresponde. Es como si aún utilizáramos sacrificios de cordero para honrar a Jesucristo.
El número diez: Este número no tiene ningún sentido ni aplicación en lo exegético. Por razones que se desconocen, el cortejo era compuesto por el número de diez, actos que se hizo una tradición.
El término virgen: Este término indica que las damas encargadas de preparar a la esposa para su encuentro con los invitados junto con su esposo eran solteras sin desposamiento, y a su vez representaban la fidelidad y la honorabilidad de la desposada que pasa hacer la esposa en total castidad. Por lo consiguiente, las damas de honor eran invitadas a las fiestas de las bodas no a las bodas.
Razones que descartan por completo la posibilidad de que las diez vírgenes represente o sean tipo de la Iglesia.
> Las vírgenes no pueden ser la Iglesia ya que en el arrebatamiento solo un grupo ira al encuentro del Señor que son los creyentes, en la parábola se registra que ambos grupo sale al encuentro del Señor. En el arrebatamiento de la Iglesia no abra lugar para selección.
“Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco” Mateo 25:10.12.
> Cuando el Señor venga del cielo para las fiestas de las bodas con el parentesco de esposo, por lógica que viene con su esposa, por lo tanto los que esperan en la tierra en el caso de las vírgenes no puede ser la esposa.
> Por otra parte si analizamos el comienzo de la parábola de las diez vírgenes, podemos notar que dicha parábola esta contextuada con el pensamiento que se viene desarrollando en el capítulo veinticuatro de Mateo que no tiene nada que ver con la Iglesia. El término “Entonces” que está en el comienzo nos afirma lo antes dicho, que a su vez es corroborado por el término “Cuando hubo acabado Jesús todas estas palabras” que aparece al comienzo de Mateos veintiséis. (26) Más adelante enseñaremos con mayor precisión.
> El término “El llorar y crujir de dientes” que aparece al final de la parábola, solo es utilizado en el lenguaje escatológico en todo su contexto para ser referencia a Israel y a los gentiles en la culminación del juicio, y en este caso no es la excepción.
El término “El llorar y crujir de dientes…” es una expresión que demarca el estado de lamentación en la que caerán las naciones por causa de no haber sido aceptados para entrar en el Reino Milenial después de haber pasado por el juicios, dicha expresión, en el lenguaje Bíblico Escatológico nunca se utilizó para referirse a la Iglesia.
MAESTRO: JOSE N. BRICEÑO A.
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com /www.reformafm.net
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia


jueves, 7 de enero de 2016

miércoles, 6 de enero de 2016

¿HAY APÓSTOLES PARA ESTOS TIEMPOS ?. 2° PARTE
LA VERDAD EN RELACIÓN A LOS APÓSTOLES.
El Ministerio Apostólico tenía reseñas distintivas que lo autorizaban y calificaban como tal. Las señales, milagros y prodigios que los Apóstoles mostraban en cada intervención y experiencia Ministerial, no revestían fraude ni fenómenos de espectacularidad farandulera o extravagante. El poder que Cristo les dio como legado a los Apóstoles, tuvo un solo propósito: confirmar con hechos el mensaje del evangelio del reino. Veamos esta verdad.
“Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén” Marcos 16: 20.
Los Apóstoles en unión al llamado, fueron envestidos de poder de lo alto y predicaban en todas partes y “confirmaban” la Palabra con las señales de Apóstol. El período de confirmación fue la esencia del Ministerio de los Apóstoles. Ellos llevaban el bendito mensaje del evangelio de Cristo y lo garantizaban con las señales de confirmación. La carta a los Hebreos dice:
“¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” Hebreos 2: 3-4.
"Ellos llevaban la Palabra y la confirmaban con con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo”, y la Iglesia lo que hacía era perseverar en la enseñanza Apostólica" Hechos 2:42.
“Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles” Hechos 2:43.
“ Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo. ” Romanos 15:18.19.
“Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros” 2 Corintios 12:12.
Era necesario abordar este análisis debido a que en la actualidad hay muchos que se han auto proclamado “apóstoles” sin señales, sin prodigios, con un mensaje vacío, todo descontextualizado, tergiversado, lleno de manipulación, mentiras, engaños, control.
Con el mensaje que presentan hacen mercantilismo, despojando a los feligreses de su dinero y propiedades. Pregonan un mensaje de desgracia, indolente, inmisericorde. Mensaje que no muestran la paternidad de Dios, y lejos está el cumplimiento de la verdadera cobertura que indica: Paternidad, el cobijar, cubrir, proteger, velar, dar provisión. Todo esto está lejos, en algunos de lo que se dicen ser apóstoles en nuestros tiempos.
La misión de un Apóstol tiene un respaldo con las credenciales de poder, prodigios, milagros, señales, un desenvolvimientos en los dones de gracia; aunado a un mensaje lleno de amor mostrando la paternidad de Dios otorgado por Cristo, y que hizo de el un estilo de vida.
La genuinidad en el apostolado se mide, en parte, en que son punta de lanza, llevan el mensaje del evangelio donde no ha sido predicado. En sus tres viajes misionero, el apóstol Pablo fue el encargado de visitar tierras vírgenes donde el evangelio no ha sido predicado.
“Con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,…” Romanos 15:19.20.
También es llamado a establecer iglesias, siendo el mismo el Evangelista, pasando hacer el Maestro para establecer doctrina, y fungiendo como Pastor, delegando responsabilidades a segundas personas, formándolos en la sana doctrina, constituyéndolos como ancianos según la dirección de Dios , para luego hacer un abandono del sitio y visitar otras tierras donde no ha sido predicado el evangelio, a la tarea encomendada por Cristo que es llevar el evangelio donde no ha sido pregonado.
Reitero con mucha seguridad, toda persona que sea constituida apóstol, debe ejercer los 4 ministerios restantes para poder llevar a cabo con efectividad la obra misionera, ya que él tiene que encargarse de evangelizar, enseñar, recibir y dar palabras de profecías, pastorear, para dejar en solides a la iglesia que fundo. Pablo le declara a Timoteo: “Del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles.” 2 Timoteo 1:11.
Pablo ejercía los cinco Ministerios. Pasemos analizar cada uno de ellos.
Pablo como Evangelista:
Según las Sagradas Escrituras Pablo era un predicador nato, fue dotado por Cristo como un gran evangelista. Pasemos a tener prueba de lo dicho.
“De manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo. Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,…” Romanos 15: 19.20.
“si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro” Colosenses 1.23.
“Más si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciaren otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” Galatas. 1:8.9.
Pablo como profeta.
Las Escrituras dan testimonio de Pablo como el profeta.
Una de sus advertencias más destacadas en forma profética, es lo que está escrito en el libro de los hechos, donde advierte a los ancianos de Éfeso, la asechanza que se levantaran encontrar de la iglesia.
“Entrarán en medio de vosotros lobos rapaces... y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas...” Hechos.20:29.30
Por otra parte, el apóstol Pablo profetizó de los desvió de la fe, de la apostasía dentro de la iglesia, de falsos, que entrarían a la iglesia como lobos rapaces, de hombres amadores de sí mismo, llenos de engaños.
“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;…” 1Timoteo 4.1.
“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos,...” 2 Timoteo 3:1.2.
Pablo no dijo esto con un espíritu de sospecha, fue dirigido por el Espíritu Santo para dar esta palabra profética.
Pablo como Maestro:
Los escritos de Pablo, es una evidencia de su maestría. Nadie que sea cuerdo y entendido después de hacer un repaso a las 14 epístolas que este gran hombre escribió, pondrá en duda la pedagogía en la que se movía el apóstol Pablo. El apóstol no solo fue un receptor de las revelaciones de Dios en tiempo de gracias, sino que fue un buen expositor y Maestro al presentar dichas revelaciones. Además de esto, él dejó asentado su testimonio de haber fungido en el llamado de la enseñanza. En su carta escrita a Timoteo le afirmó:
“Del cual yo fui constituido Predicador, Apóstol y Maestro de los gentiles.” 2 Timoteo 1:11.
Pablo como Pastor:
Esta es una labor que es indiscutible en la vida de Pablo. El ver su vida desarrollada en sus escritos nos daremos cuenta que era un Pastor por excelencia. Aun las cartas que escribe Pablo en forma personal, a Timoteo, Filemón, y a Tito; caracterizan el pastorado innegable que emanaba del apóstol Pablo.
Requisito para ser apóstol.
Según lo que está escrito en el libro de los hechos, capitulo 1 versos 21 y 22, el apóstol Pedro presenta dos requisitos para ser constituido apóstol.
>En primer lugar: Debería ser testigo y participante del ministerio de Jesús, desde su comienzo cuando fue bautizado por juan en el Jordán, hasta su ascensión.
>En segundo lugar: Ser testigo de su resurrección.
Esto es la posición y percepción de Pedro, pero según el testimonio del apóstol Pablo, esto no es relevante, y se determina como un atrevimiento de Pedro, el dar estos requisitos, para escoger a Matías como sucesor de Judas.
Veamos lo que el apóstol Pablo presenta en su defensa, en relación a su apostolado. Digo Defensa, porque si lo dicho por Pedro se acepta como una verdad absoluta procedente de Dios, Pablo queda denegado como apóstol.
Defensa de Pablo en su ministerio apostólico.
Pablo en defensa de su apostolado, hace una serie de preguntas en forma irónica o sarcástica, pero afirmativas, dando veracidad al ejercicio de su ministerio apostólico, a quienes dudaban de su apostolado en la iglesia de los corintios. Leamos y analicemos las preguntas.
¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?
Son cuatro las preguntas que el apóstol hace.
>Primero: ¿No soy apóstol? Por lo que quiso decir es: Esto es una verdad entre vosotros que no necesita una confirmación, está a la vista de todos mis apostolados, es una terquedad el que ustedes traten de poner esto en tela de juicio.
>Segundo: ¿No soy libre?: Por lo que quiso afirmar fue: Yo no estoy bajo la autoridad de nadie, no me debo a nadie, a mí me dirige es el Señor. Pablo recibía directrices directas de Dios, de Cristo, por el Espíritu. Leamos los pasajes que así lo certifican.
“Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios” 1 Corintio 2:10.
“Porque yo recibí del Señor lo mismo que os he enseñado: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan,...” 1 Corintio 11:23.
“Pues quiero que sepáis, hermanos, que el evangelio que fue anunciado por mí no es según el hombre. Pues ni lo recibí de hombre, ni me fue enseñado, sino que lo recibí por medio de una revelación de Jesucristo” Galatas 1:11.12.
“Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, revelar a su Hijo en mí para que yo le anunciara entre los gentiles, no consulté enseguida con carne y sangre,…” Galatas 1: 15.16.
“Si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; que por revelación me fue dado a conocer el misterio, tal como antes os escribí brevemente” Efesio 3:2.3.
>Tercero: ¿No he visto a Jesús el señor nuestro? En su pregunta sarcástica, Pablo insiste que él no solo vio una visión de Jesús, sino una autentica aparición de Jesús post-resurrección, y en adición a eso, fue traspuesto hasta el tercer cielo donde vio a Jesús.
>Cuarto: ¿No sois vosotros mi obra en el Señor? La prueba está, en la obra que Dios realizó entre los corintios, Esta obra es evidencia suficiente de mis credenciales como apóstol entre vosotros. En efecto, ellos eran el sello del apostolado en el Señor.
“Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor”. 1 Corintio. 9:2.
¿Cómo se debe entender la acción del apóstol Pedro al escoger a Matías como el sucesor de Judas?.
Si analizamos bien las Escrituras, la elección que Pedro hace de Matia, fue algo determinado por él, ya que según la verdad absoluta que procede de Dios en una inspiración, Pedro no pudo haber sido dirigido por el Espíritu Santo para tal acción, ya que el advenimiento del Espíritu no se había dado todavía. Leamos el pasaje.
“Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías. Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido, para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar. Y les echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles “Hechos. 1:23.26.
La elección se dio echando suerte, costumbre que se tenía para elegir los cargos y turnos en el templo. (Números. 33:54; 1ª Samuel. 14:42.
1ª Crónicas. 24:5).
El uso era escribir los nombres de los candidatos en piedras pequeñas, se colocaban en una vasija que se sacudía hasta que salía una de ellas, y así se elegía como electo el nombre que tenía la piedra escrito.
Debemos tener en claro, que de esta manera de elegir, se conocía la voluntad del Eterno en la dispensación de la ley. En la gracia, todo lo que Dios Padre y Dios Hijo determinen hacer, lo harán en la intervención del Espíritu Eterno. Según lo que está escrito en el pasaje antes mencionado, en nada hace su aparición la intervención del Espíritu. Como es que se toma la decisión, de hacer una elección con un modelo que tenía su jurisdicción en la dispensación de la ley en tiempo de gracia.
Los apóstoles señalaron a dos: a dos candidatos. Esto revela aún más la poca claridad y seguridad respecto a lo que estaban haciendo. La elección soberana de Dios, jamás se manifiesta de este modo, donde se tenga que colocar a dos o más personas para que El Dios Eterno, en su omnisapiencia escoja entre los candidato, y de paso echar suerte como que si no estuviera seguro de lo que está haciendo.
Esto es darle lugar a una escogencia que niega la presciencia de Dios y así anulamos la proyección eterna que esta tiene.
El Apóstol que debía asumir como el número doce, estaba de antemano señalado por la prognosis Dios y no por hombres. Ante la indecisión de señalar al definitivo sucesor de Judas, los apóstoles acudieron a un método bastante típico entre los judíos. (Números. 33:54; 1ª Samuel. 14:42. 1ª Crónicas. 24:5), echaron suertes.
Mi pregunta es: ¿dónde está la intervención del Espíritu en esta elección?
La orden de Jesús en su ascensión fue: “quedaos en Jerusalén hasta que seas investido de poder de lo alto”. Es decir: no hagan nada sin la intervención de Espíritu.
El hecho de que esto aparezca registrado en las Sagradas Escritura, no se puede determinar cómo voluntad absoluta de Dios. La labor de escoger a un Apóstol siempre fue una prerrogativa del Señor.
Para entender bien lo antes dicho, daremos un breve estudio de los tipos de inspiración.
Una cosa es lo que está escrito en la biblia bajo una inspiración en lo que se conoce como un Theopneustos y la otra es considerar lo que está escrito como inspiración bajo el término Feromenos.
Theopneustos: Es un término compuesto (Theos- Dios. Pno-Respirar) es usado en 2ª Timoteo 3:16 en contraste a los escritos seculares. Este tipo de inspiración bajo este término indica: El poder sobrenatural que Dios le dio a los hombres por su Espíritu para que hiciesen registro de las cosas tales y cómo sucedieron.
Cabe aclarar, que este tipo de inspiración está de parte de Dios en que los hombres escriban exactamente las cosas como sucedieron, aunque en lo que sucedió de lo que los hombres hicieron y dijeron se dieron ciertas mentiras y contradicciones.
Esto da la posibilidad que hayan contradicciones en lo que está escrito en la Biblia, en lo que los hombres hicieron y dijeron, pero nunca vamos a conseguir una contradicción ni una mentira en lo que está registrado en las Sagradas Escrituras, atribuido al conjunto de la Deidad, ni a los Ángeles, ni a los profetas que hablaron bajo dirección de Dios.
Ejemplo.
Andrés dice que el pez tiene cinco patas, Dios inspira a José para que escriba lo que Andrés dijo. La pregunta es ¿es verdad que el pez tiene cinco patas? No, es totalmente falso, pero es una verdad que Andrés lo dijo.
La inspiración en Dios está en que se escriba exactamente lo que Andrés dijo, aunque lo dicho por Andrés contenga ciertas mentiras y contradicciones. Es decir, Dios responde porque se escriba lo que Andrés dijo, pero no es responsable por lo que dijo Andrés, esto es Inspiración.
Feromeno: Este es un verbo derivado del sustantivo “Fero”, que indica: llevar y traer. Se traduce siendo inspirado en el uso de este verbo, que significa que fueron llevados o impelidos por el poder del Espíritu Santo, no actuando en conformidad con sus propias voluntades ni expresando sus propios pensamientos, sino siguiendo la mente de Dios en palabras dadas y ministradas por la fe.
Es decir: Feromeno, es el dictamen de Dios, bien sea en una forma directa, (los Diez mandamientos) o por el Espíritu Santo, a los hombres que Él escogió para escribir sus pensamientos. La carta de Apocalipsis es un ejemplo de lo que venimos tratando.
El caso registrad en el libro de los hechos, en relación a la elección que hizo pedro de Matías, fue escrito bajo un Theopneusto, de modo que Dios no responde por lo que está escrito y menos por lo que se sucedió de lo que está escrito. Si lo que está registrado fue dado bajo un Feromeno, entonces lo que pedro hizo tiene veracidad absoluta, descartando a Pablo como apóstol del cordero. Según la defensa que Pablo presentó de su apostolado, lo que pedro hizo, fue llevado por su propio capricho. Esto indica que no debemos tomar en cuenta los requisitos que pedro presenta para confirmar el apostolado en tiempo de gracia.
Señales de un apóstol.
Lamentablemente, en la actualidad la apostasía también ha afectado los Ministerios dentro del cuerpo de Cristo. La antigua idea de distinguir al clero de los laicos, es una tradición dentro del catolicismo Romano pertenecientes a los Nicolaíta, Esto se ha dado en algunos personeros vanidosos dentro de la Iglesia del Señor, al estar desconformes con el solo título de hermano o de siervos, y en sus razonamientos se ha encumbrado por sobre los demás auto proclamándose apóstoles, como si aquello fuera un grado dentro del escalafón o jerarquía eclesiástica. Todo esto no es más que una de las tantas facetas de las falsas enseñanzas y apostasía reinante dentro del pueblo de Dios.
Pablo como Aposto nunca dijo: “Yo como Apóstol sobre vosotros”. “Él dijo yo como Apóstol entre vosotros”. Observe que pablo no dijo: sobre vosotros como imponencia dictatorial o nivel de jerarquía; dijo: entre vosotros, formando parte de un equipo ministerial dispuesto a servir.
Estas acciones son impulsadas por una sed de prestigio y de competencia, que los embarga, buscando de alguna forma ser promovidos a como dé lugar. Lo delicado del caso es, que quien se auto promueva en el Reino de Dios sin ser constituido por Él, serán penados por la providencia divina, y su crecimiento y su promover espiritual será interceptado. Es vulgar y obsceno ver gentes en la fila del apostolado, que se auto proclamaron, y que no fueron constituido por Dios, ni fueron ordenados y enviados por los canales correspondiente. Hombres y mujeres que se llaman apóstoles, en forma deliberante, liviana, superflua, descarada; como que el llamado al apostolado, viniera dentro de una caja de detergente, o plasmado en la tapa de una gaseosa.
Como Maestro, creo en el Ministerio del Apostolado, ya que aparece su elección en Efesios 4:11 como los otros ministerios. Pero se debe estar en claro que es un llamado de Dios, y que se requiere una: Capacidad, formación, entrenamiento, preparación; para luego ser enviado al Ministerio por el presbiterio (El conjunto de Ministros) o por un Ministerio calificado, que haya sido debidamente ordenado al Ministerio, sea cualquiera de los cuatro restantes. Esto es confirmado por las Escrituras en Hechos 13: 1.2.
“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.” Hechos. 1:1.4.
En este pasaje, vemos la ordenación de Pablo y Bernabé al Apostolado, el cual Dios mediante el Espíritu Santo uso a un Profeta y un Maestro para su ordenación para envió a la misión encomendada por Dios .Pablo fue enviado al Apostolado catorce años después de su conversión, y después de haber ejercido el resto de los Ministerios.
“Para esto yo fui constituido predicador y apóstol, digo verdad en Cristo no miento, y maestro de los gentiles en fe y verdad”. 1ª Timoteo. 2:7.
Por otra parte, las Biblia afirman que un Apóstol en relación a las Escrituras tienes características tales como:
>Es un hombre letrado, altamente preparado en la Palabra.
>Es un amante del estudio de la Escrituras.
> Es retenedor de ella.
> Es dedicado en tiempo y fuera de tiempo al escudriñar las Escrituras.
> Es un hombre polifacético, exegético, y sistemático en el estudio y la disertación de las Escrituras.
> En su mayoría recibe iluminación de Dios por el Espíritu de la Escrituras que es fuente de verdad que otros no han recibido. Por esta causa lo escucha decir lo que otros no han dicho.
> Las verdades que trasmite confronta, dice verdades inconvenientes, verdades que a muchos no les conviene escuchar por los intereses que tienen que perder, y por el prestigio que cuidan.
> Nunca vende la verdad, es amante de ella, la defiende hasta entregar su vida por, no le importa cuánto y a quien tenga que perder por defenderla.
> Es un hombre que tiene a su responsabilidad la formación de nuevos discípulos, siempre tiene a alguien a quien enseñar.
> Es muy imitado, digno de ser seguido, e inspirador, instructor aun con su propia vida.
> Es lleno de amor, de gracia, de fe, de paciencia.
> Es constante en lo que hace.
> Es un hombre lleno de oportunidades.
> Es confiable.
De estas virtudes y características, carecen la mayoría de los que se dicen ser apóstoles en estos tiempos.
En conclusión al tema, la proliferación de los apóstoles en estos tiempos ya fue descrita y anunciada por el Apóstol Pablo. Y al final del programa de Dios, serán juzgados los que se dicen ser apóstoles y no lo son. Hoy se atribuyen un apostolado que mañana en el juicio les costara la reducción de los galardones.
“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo…” 2ª Corintios. 11:13
“Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;…” Apocalipsis 2:2. ///BENDICIONES///
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com /josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia.



martes, 29 de diciembre de 2015

LA ATMÓSFERA DE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS.

Hay una gran diferencia entre lo que es luz y tinieblas, oscuridad y claridad. Sabemos que el contraste o el antítesis de la luz son las tinieblas, (Salmo 139:12- Juan 1:5) y el de la claridad son la oscuridad. Pero debemos tomar en cuenta, que la luz y las tinieblas desde la perspectiva teológica es una atmósfera, mientras que la claridad y la oscuridad es un efecto. La claridad y la oscuridad como efecto, solo se pueden percibir con el sentido de la vista, no se pueden palpar, saborear. escuchar. Mientras que la luz y las tinieblas no se puede apreciar con ninguno de los sentidos físicos, solo se puede percibir por el Espíritu. Es decir, solo se puede detectar con la intuición o percepción espiritual, cuando se vive una vida en el Espíritu.
La luz o las tinieblas como atmósfera, crean un ambiente donde se van a mover quienes lo representa. Dicho mover, traerán resultados positivos o negativos, que serán de bendición o de maldición, todo depende la atmósfera que se crea, y el ambiente que se dé.
Debemos tomar en cuenta, que satanás aunque está en tinieblas, no puede crea la atmósferas de las tinieblas. En el caso de Dios, se da algo casi similar, Él no crea la atmósfera de la luz, Él es luz, (1 Juan 1: 5) y donde Él esté está la atmósfera de la luz, creando un ambiente de gloria, donde se puede percibir la presencia del Gran Yo Soy.
Te doy varios ejemplos. La luz o las tinieblas como atmósfera, viene siendo como el agua para el pez, cuando sacas el pez del agua se muere por la razón de que esta fuera de su atmósfera, el pez fue creado para habitar en el agua.
Cuando un astronauta entra al espacio sideral, tiene que usar trajes especiales que se adapten a la atmósfera sideral, por la razón que está fuera de la atmósfera para lo cual fue creado. Igual pasa si alguien se sumerge en el océano, debe proveerse de trajes adecuados para el buceo por estar fuera de su atmósfera.
Como ciudadanos del reino de la luz, debemos cerciorarnos y entender de una vez por todas, que nuestro redentor, nos ha trasladado de las atmósfera de las tinieblas en donde estábamos sumergidos y nos ha trasladado a la atmósfera de la luz. (Colosenses 1:13)
¿Quién crea la atmósfera?
El hombre con su determinada decisión, es el encargado de crear la atmósfera, produciendo un ambiente que lo bendecirá o lo maldecirá. En esto está en juego la voluntad del hombre para conducirse en obediencia, Adán con su desobediencia nos condujo a una atmósfera de tinieblas, llevándonos a un ambiente de maldición; esto es: de muerte, enfermedad, miseria, pobreza. Pero Cristo con su obediencia nos trasladó a la atmósfera de la luz, creando un ambiente favorable de mucha bendición.
Lo ilógico del caso y la ironía más grande del asunto es, que tenemos el tipo de creyentes, redimidos por el Creador, trasladados de las tinieblas a la luz, y todavía están moviéndose en una atmósfera de tinieblas, creando un ambiente desfavorable cercenando la posibilidad de ser promovidos y bendecidos por el gran Yo Soy, con sus riquezas que están en gloria y que nos pertenecen en Cristo por ser el heredero llevándonos a ser coheredero.
El estar sumergido en el pecado, o estar en sus prácticas de forma deliberante con premeditación y alevosía, es crear una atmósfera de tinieblas, que nos llevará al estancamiento y a la destrucción total. Nunca podremos disfrutar de la presencia manifestada del Gran Elohim, mientras estemos fuera de su atmósfera, ya que creamos un ambiente que está en contraste con su naturaleza. Bien dejó escrito el apóstol Juan cuando dijo: “Si decimos que tenemos comunión con Él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;…”.
Este es el caso de creyentes, que viven desprovistos del favor de Dios, no por causa del Creador, sino por la limitación que Él tiene para bendecirlos. Creyentes que viven enfermos, sin provisión financiera, algunos perdieron sus hogares, sus ministerios, el propósito de Dios; y en el peor de los casos tuvieron una muerte trágica y prematura. Todas estas maldiciones, llegaron como resultado de crear una atmósfera de tinieblas. El deseo de Dios es, traer bendición hasta que sobre abunde, proveernos de los más grandes recursos financieros, manteniéndonos en salud, preservando nuestros hogares, velar por nuestros seres queridos y por nuestros bienes, cumplir en nosotros su propósito, y llenarnos de larga vida. Pero todos estos beneficios se dan, cuando a causa de nuestra obediencia creamos una atmósfera de luz, llevándonos a un ambiente de gloria, donde podamos disfrutar de su presencia.
Debemos persuadirnos que estamos en una dispensación llamada gracia, donde tenemos libertad para elegir entre lo bueno o lo malo, lo puro o lo impuro, la bendición o la maldición. Este es la causa por la cual el apóstol Pablo dejó escrito cuando dijo: “Ni deis lugar al diablo” (Efesios 4:27) El término lugar viene del griego topo de donde se deriva el término topografía. El vocablo topo, significa terreno, por lo cual Pablo lo que quiso decir fue: “No le sedas terreno al diablo”. Somos nosotros los encargados de crear la atmósfera que producirá un ambiente bien sea de bendición o de maldición. Si nos ocupamos de crear y mantenernos en la atmósfera de luz a causa de nuestra obediencia, viviremos en un ambiente de gloria, estaremos siempre bajo el favor de Gran Yo Soy, y como resultado sus inmensas bendiciones nos alcanzaran, no habrá necesidad de buscarlas. Hoy puedes entender después de haber leído este escrito, cual es la causa de tus fracasos y las tragedias en las que vives, ¿por qué no levantas cabeza?, ¿por qué te va tan mal? La causa es, por estar en el pecado en forma descarada deshonrando al Creador, has creado una atmósfera de tinieblas que tarde o temprano acabaran con tu vida sino tomas la decisión seria y abandonas el estado en la que estas. No olvides esta verdad: al pecado debes erradicarlo lo más pronto de tu vida, no le des prorroga. ///BENDICIONES///
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia



lunes, 21 de diciembre de 2015



LOS DONES DEL ESPÍRITU- O DONES ESPIRITUALES. I PARTE.
"No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hacen uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere"          
 1ª Corintios 12:1.11.
INTRODUCCIÓN.
En el comienzo de la carta, el Apóstol Pablo exhorta a los creyentes en Corintio a que no tengan ignorancia de lo que tenga relación con los asuntos de los espíritus, incluyendo la manifestación de los dones espirituales.
Corinto era una ciudad portuaria en el sur de Grecia. Por su situación geográfica servía como conexión entre oriente y occidente. En esta ciudad había un templo dedicado a Afrodita, la diosa griega de la fertilidad que se dedicaba a la lujurio y al amor sexual carnal, la cual los romanos conocían y adoraban como Venus. Este templo sirvió como uno de los centros de culto de las religiones mistéricas. Estas religiones que habían dominado esa parte del mundo durante más de mil años, se parecía mucho a las religiones cananeas por sus cultos a varias diosas de la fertilidad.
En el templo se encontraban miles de sacerdotisas que eran rameras. Como preparación de este culto estas mujeres se provocaban un estado casi inconsciente de euforia, éxtasis, alucinación, histérica emocional o hipnosis que se daban mediante una serie de rituales, entrando en contacto directo con las fuerzas ocultas y frecuentemente hablaban en lenguas extrañas. Algunas de estas mujeres se convirtieron bajo el Ministerio del Apóstol Pablo.
Según algunos historiadores estas mujeres confundieron en su inmadurez las manifestaciones del Espíritu con las prácticas religiosas anteriores que tenían antes de convertirse. Este es el caso por la cual Pablo les escribe “Cuando erais gentiles se os extraviaba llevados como se os lleva a los ídolos mudos”
Este término “Se os extraviaba llevándoos” que utiliza el Apóstol Pablo del griego conlleva la idea de ser llevado como un prisionero sin oposición. Antes de la conversión, los Corintios habían sido idolatras, esclavizados e influenciados por malos espíritus, eran extraviados y llevados por estas influencias diabólicas. Habían sido testigos de manifestaciones sobrenaturales del mundo espiritual y habían oído pronunciamientos motivados por espíritus de error, en ocasiones habían abandonado su dominio propio y habían dicho y hecho cosas más allá de sus capacidades consientes.
Ahora que eran salvos, los creyentes habían de saber, el cómo juzgar todas las manifestaciones espirituales, deberían saber el cómo discernir entre la voz de los malos espíritus y la voz autentica del Espíritu Santo, para evitar así una mezcla entre la verdadera manifestación de los Dones Espirituales, y manifestaciones estáticas que se daban como influencia por un espíritu de error, y que traían confusión en el seno de la Iglesia.
En la actualidad se está dando lo mismo, un gran porcentaje de las manifestaciones que vemos en nuestras Iglesias como dones Espirituales no tienen nada que ver con el Espíritu, cuando analizamos sus características y valores podemos apreciar cómo son ajenas al carácter y a los valores de Dios, y que restan la posibilidad que procedan de Él.
Vemos como a través de éstas seudas manifestaciones se manipula, intimida, controla, desacredita, se censura, se destruye y se obtienen beneficios personales; actitudes y características que son totalmente contrarias a la naturaleza de Dios. Manifestaciones que en lo visual se deja ver como un tipo de posesión diabólica.
Dichas manifestaciones en su gran mayoría son producto de las emociones, la carne, por consiguiente son almáticas y sensual, y algunas de ellas inducidas por un espíritu de error siendo de fuentes satánica, y por ende contienen principios de ocultismo, espíritu de adivinación; algunas veces se entra en éxtasis perdiendo el juicio sin tener control de sí mismo, manifestaciones que redundan en perjuicio para la obra de Dios.
Cada manifestación de un don Espiritual, tiende a tener características, valores, y propiedades ajustadas a los principios divinos que nos indican cuando la manifestación proviene de Él.
En este estudio analizaremos ciertos principios, no solamente de los dones, sino del Espíritu Santo como el Señor y Administrador de ellos. Además estudiaremos: Sus ventajas y desventajas, como trabajarlos, cuando debe manifestarse un don, el propósito de los dones, cómo se consideran los dones, cuáles son los requisitos para recibirlos, los dones como propiedad del Espíritu, como revelación de Dios, el mal uso que se les pueden dar, definición del término don, la reciprocidad y precisión de los dones. Asimismo, veremos algunos indicativos para saber si una manifestación viene de Dios o por el contrario proviene de la carne, de las emociones o es producida por un espíritu de error.
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com /josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia